Nemo me impune lacessit

Cuarto baño de nove. O vendaval acariña a rasa e quenta os ollos dos que fomos procurar a liña da costa. Chegan do Eroski por 6 euros e de oferta posvacacional un feixe de poemas épicos envoltos en cancións que me agrada escoitar de camiño ao corazón da tarde. Soben de volume cando encaran a ponte de Rinlo, baixan a ventaniña en pasando Cavanardá. Un pouco de épica non sobra nesta hora de triste vivencia dos ataques ao que somos, ao que sentimos, ao que falamos. É preciso cuspir o cinismo e erguer a cara, ofrecerse, ter algo que dicir e dicilo. A danza da haka diante dos ollos do inimigo. Haino, sen dúbida, sen máscara. Non pode ser que todo fique impune, que cada agresión sexa só preludio dunha outra. Penso nisto mentres apuro os días últimos deste verán magnífico, sabendo que a soidade traba e ha de vir procurarnos. "Polas rúas dispersas / iámonos fechando /cada un dentro da súa alta-mar", que escribira Manuel Antonio. Cómpre un pouco de épica, si, de ilusión e vontade de resposta. Tanto descrimento, tanto cinismo, apodrécenos a alma e nada nunca constrúe.

5 comentários:

  1. Flor de Escocia

    O Flor de Escocia,
    cuándo volveremos a ver
    a tus semejantes otra vez,
    que lucharon y murieron por
    tu pequeña montaña y río
    Y resistieron contra él,
    el orgulloso ejército de Eduardo,
    Y lo enviaron a casa
    A pensárselo de nuevo.

    Las montañas están vacias ahora,
    Y las hojas de otoño
    caen espesas y quietas,
    Nuestra tierra que está perdida ahora,
    Que aquéllos fieramente defendieron,
    Y resistieron contra él,
    el orgulloso ejército de Eduardo,
    Y lo envió a casa,
    A pensárselo de nuevo.

    Esos días han pasado ahora,
    Y en el pasado
    Deben permanecer,
    Pero todavía podemos resurgir,
    Y ser la nación una vez más,
    Que resistió contra él,
    el orgulloso ejército inglés de Edward,
    Y lo envió a casa,
    A pensárselo de nuevo.

    O Flor de Escocia,
    Cuándo volveremos a ver,
    A tus semejantes otra vez,
    Que lucharon y murieron por,
    Tu pequeña montaña y río,
    Y resistieron contra él,
    el orgulloso ejército de Edward,
    Y lo envió a casa,
    A pensárselo de nuevo.

    ResponderExcluir
  2. The Lion and the Unicorn
    Were fighting for the crown;
    The Lion beat the Unicorn
    All about the town.
    Some gave them white bread
    And some gave them brown;
    Some gave them plum cake
    And drummed them out of town!

    Y el León se folló al unicornio en Flodden, en Culloden, en todos y por todos los sitios posibles a pesar de Mel Gibson.
    A chorar a Cangas, jocks ¡

    ResponderExcluir
  3. Emocionante o Flower of Scotland. Foi premeditado o de poñelo despois do "Last of the English Roses"? Moita flor me parece a min, hahaha. (Por certo, que bo o cabrón do ionqui ese, non escoitara esa canción).
    Non sei se cho contei, pero antes polo menos no Reino Unido tiñan problemas para captar rapaces para o exército dentro de Escocia porque se negan a loitar baixo a mesma bandeira cós ingleses... E aínda hoxe ingresan no "Black Watch", o rexemento escocés. Bicos

    ResponderExcluir
  4. http://dpaso.blogspot.com/2009/09/voz-do-poderosos.html


    Lean e comprendan os subtís mecanismos da colonización. Diría Guy Debord, do "espectáculo". Calquer día destes fcemos unha acción situacionista en Riazor e enchemos o fondo norte con bandeiras belgas...

    ResponderExcluir
  5. Field Marshal Colin Campbell, 1st Baron Clyde7 de setembro de 2009 07:08

    Nunta tuvimos problemas para engrosar nuestras filas con los segundos mejores sheepshaggers de las Islas.
    De hecho el latinajo del capitán Nemo es el motto de varias unidades y tres regimientos del ejercito británico.
    Claro que si en un futuro cercano prefieren quedarse en sus establos drogandose...

    ResponderExcluir

Comentarios